Smartdog es una tienda online que se dedica a vender productos de calidad y lujo para perros. La idea de crear una tienda para perros surgió un mes después del confinamiento cuando nos encontramos que no existían buenos productos para nuestro perro.

Elegir una buena cama para perro es muy imporante para el descanso de nuestra mascota. Existen varios factores que tendréis que tener en cuenta como el tamaño del perro, el pelaje o el diseño de la cama.


Cama perro perqueño:

Los perros pequeños necesitan normalmente camas que se adapten a su tamaño. Una cama muy grande no les protegerá del frio en invierno y en función de su pelaje pueden requerir una manta para que se sientan arropados. Recomandamos las camas redondas o casitas pués les darán un ambiente seguro y fiable.


Cama perro mediano:

Los perros medianos se adaptan muy bien a cualquier tipo de cama. Tanto los cojines, como las camas rectangulares les permitirá entrar y salir casi sin esfuerzo y más en edades avanzadas.
Si tienen un pelaje corto, recomendamos una manta para protegerles.


Cama perro grande:

Los perros grandes necesitas camas muy abiertas. No es de estrañar que sus medidas les condicionan en todos los factores. Los cojines o las camas rectangulares son una buena elección pero tenemos que evitar las redondas.

Los materiales con los que se trabajan normalmente las camas para perro tienen que tener varios factores para que las sean cómodas, resistentes y lavables.

Primero de todo aclarar que una buena cama para perro tiene que estar confeccionada con materiales hipoalergénicos, pués una mala calidad provocará picores a nuestra mascota.


Nuestras camas están confeccionadas con tejídos resistentes como telas de alta calidad y vienen con cremallera para que sean fáciles de lavar.


El interior de la cama tienen que tener un efecto memória y ser rellenados con plumón artificial certificado OAK 100 con efecto memória, con una alta permeabilidad al aire y elásticos.

Las camas de lujo para perro están pensadas para los interiores más selectos.

Su diseño se realiza en estudios altamente especializados que han desarrollado las mismas estructuras que el interior de casas.

Así pués, no es de estrañar que nos encontremos con materiales nobles como la madera, los cojines de algodón certificados o las formas curbas.


Son camas de ensueño solo para pocos.

Los materiales con los que se trabajan normalmente las camas para perro tienen que tener varios factores para que las sean cómodas, resistentes y lavables.

Primero de todo aclarar que una buena cama para perro tiene que estar confeccionada con materiales hipoalergénicos, pués una mala calidad provocará picores a nuestra mascota.


Nuestras camas están confeccionadas con tejídos resistentes como telas de alta calidad y vienen con cremallera para que sean fáciles de lavar.


El interior de la cama tienen que tener un efecto memória y ser rellenados con plumón artificial certificado OAK 100 con efecto memória, con una alta permeabilidad al aire y elásticos.

Las casitas para perro son un espacio muy acogedor para tu mascota. Ya sea porqué son vergonzosos o porqué les gusta estar protegidos durante algunas visitas. Son un espacio único para que esté tranquilo.


Su función principal es la de replicar un entorno de cueva, dónde sus antepasados descansaban durante la noche.

Las casitas para perro están recomendadas sobre todo para perros pequeños. A causa de su tamaño es muy normal que sean más sensibles al ambiente y les provoquen más estímulos los ambientes abiertos.


Recomendamos buscar una casita que le proporcione poca luz durante el día y que sea fácil poder lavarse ya que puede que tengas "accidentes" en algunos momentos o directamente, coma en ella.

Los precios de las camas de perro pueden variar en función de muchos factores como el tamaño, la calidad de la tela, el acolchamiento que se utilice o la resistecia.


Cuando mayor sea la calidad de la cama que elijamos más nos va a durar en el tiempo. Tenemos que tener presente que nuestro perro va a utilizarla durante todo el día y la noche y tiene que ser cómoda y resistente.


Una cama económica nos va a durar muy poco tiempo y la tendremos que canviar con mucha frecuencia.