Guía: Sistemas de seguridad para perro en el coche, análisis y normativa

Mantener a nuestro perro seguro durante los trayectos en coche es una responsabilidad que debemos asumir en todo momento. Cada vez es más común usar sistemas de seguridad para perros que nos eviten distracciones y accidentes. Por esta razón es tan importante analizar los sistemas de seguridad que existen en el mercado que nos ayudarán a no tener accidentes.


Es muy probable que en alguna ocasión hayas trasportado a tu perro en coche, lo que has tenido presente es que pasaría en el caso que colisiones con otro coche o tengas un accidente. Es importante saber que dice la normativa de la Dirección General de Tráfico y conocer

 

Según la DGT y como menciona en uno de sus artículos más leídos, más del 50% de las personas ignoran o desconocen los requisitos para viajar con su mascota. Por ejemplo, viajar a 50 Km/h y tener un choque frontal multiplicará en 35 veces su peso, lo que implicará que cuando impacte en el cristal suponga un desenlace trágico para el conductor o el acompañante.

 

A través de esta guía analizaremos los requisitos que, según nuestra experiencia, son necesarios para elegir el mejor asiento de perro para coche.  Es importante remarcar que en ningún momento estarán a salvo del todo y es necesario conducir con prudencia y sin prisas. Su seguridad y los que estéis en el coche es lo más importante.

 

Para realizar esta guía nos hemos basado en tres puntos que creemos son fundamentales para que los viajes con tu perro sean lo más seguros posibles.

Seguridad y fijaciones en el asiento de coche para perros

Lo habitual es encontrarse con accesorios que no usan al completo todas las medidas de seguridad que lleva nuestro coche. Si bien es mucho más fácil proteger a un perro pequeño que va en coche también es necesario tener en cuenta dónde lo ubicaremos.

 

Colocar a nuestro perro en el asiento de delante es una gran imprudencia porque nos puede provocar distracciones mientras conducimos. Lo ideal es colocarlo en la parte posterior del asiento del conductor, de esta manera, si el sistema de seguridad falla, chocará con el asiento del piloto y absorberá mucho más rápido el golpe y le causará menos daños. En el caso de llevar a un perro grande, es más recomendable utilizar una rejilla divisoria en la parte del maletero y usar un arnés de seguridad.

 

Las fijaciones básicas que se van a utilizar serán las mismas que usemos nosotros. El cinturón de seguridad frenará el impacto e impedirá que salgamos disparados. Por lo tanto, es necesario llegar a la conclusión que como más puntos de sujeción tengamos, más protegidos estaremos. En este punto, ya podemos recomendar un arnés de transporte para perro que vienen con un acolchado interno.


A las alturas de este artículo es necesario detenerse un momento y explicar cómo funcionan las fuerzas después de un impacto en coche. Una vez se produce el impacto inicial este genera que todos los cuerpos (objetos incluidos) se desplacen hacia delante con la misma fuerza que tenga el impacto. Es por lo que, como mejor sistema de seguridad tengamos, mejor absorberá el impacto y menos ilesos estaremos.

 

Es resumen, si usamos un sistema de seguridad simple y sencillo, más perjudicado resultará porqué recibirá más impacto.

Tipos de accesorios de seguridad para perro en el coche

Ahora que ya tenemos claro cómo funcionan los sistemas de seguridad y las diferentes fijaciones que nos proporcionan los coches vamos a analizar los diferentes tipos de sujeciones de perro que existen en el mercado.

Cinturón perro coche para perro

Es quizá de los primeros complementos que aparecieron en el mercado. Su mecánica y funcionamiento es muy sencillo. En un extremo viene un gancho para atar a nuestro perro y que no se suelte y con una cinta de cinturón se coloca en el mecanismo de cinturón de seguridad. 

Ventajas:

Muy económico y básico

Desventajas: No protege a nuestro perro del impacto y puede generar complicaciones graves en el momento del accidente.

Arnés de coche de seguridad para perros

Se trata de un arnés especial con un acolchado grueso que protege su tórax y evitará que en el caso de impacto sufra un gran impacto. Se suele atar con el cinturón de seguridad y se ajusta a su cuerpo para que esté bien tensado. 

Ventajas:

Su sistema de acolchado absorbe gran parte del impacto y absorbe parte del impacto. Muy fácil de llevar en el coche cuando viajamos.

Desventajas: En situaciones dónde viajemos en curvas nuestro perro puede moverse de un lado hacia otro.

Tranportín para perros

Aunque es un sistema muy extendido cuando viajamos en avión o en algún otro transporte público, el transportín tiene grandes peligros cuando lo llevamos en coche. Una vez está sujeto con el cinturón y en caso de accidente el cinturón automáticamente destruye el transportín y lo aplasta hasta dejarlo aplastado. El animal puede sufrir lesiones muy graves y los ocupantes del vehículo soportar cargas importantes.

Ventajas:

Tu perro no se puede mover del espacio interior y no puede moverse. 

Desventajas: Si lo llevas en coche, el cinturón de seguridad puede destruir el transportín y aplastarlo.

Asiento de perro para coche

Una de las opciones más seguras y que os recomendamos, sobre todo para los perros pequeños. La idea es la misma que los asientos de seguridad para niños pequeños. Aunque existen modelos muy económicos sin ningún tipo de acolchamiento lo importante buscar la seguridad en la conducción.

En nuestra tienda de mascotas encontraras los que nosotros creemos que son los mejores asientos de perro para coches. Nuestros modelos disponen de una base acolchada y muy similar a una buena cama para perro. Sus laterales altos están rellenos de silicona y evitan que nuestro perro vaya de un lado para otro en las curvas.

Se sujetan tanto en la base del asiento del coche como en el cinturón. También existe algún modelo que nos permiten llevar a dos perros y sujetarlos a cada uno con dos arneses.

Ventajas:

Sistema seguro y robusto que protege tanto de las curvas como de los accidentes. Muy cómodo para nuestro perro. Fácil de montar y desmontar.

Desventajas: No se aprecian ya que es un sistema completo

Normativa vigente

La Dirección General de Tráfico impone multas que oscilan entre los 80 euros si llevamos la mascota suelta en el coche y de entre 200 y 500 si está situado en el habitáculo del conductor. 



Aunque no exista una normativa específica que regule el transporte de mascotas, sí que existe el artículo 18.1 que advierte de ciertas obligaciones del conductor a la hora de viajar. Entre ellas, que el conductor está obligado a mantener su propia libertad de movimientos durante la conducción. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada, así como la de los pasajeros, objetos y animales transportados.

Es importante recordar que cuando viajemos en coche necesitamos llevar la documentación de nuestro perro. La cartilla sanitaria oficial actualizada y sellada por un veterinario colegido.

Viajar en coche con tu perro puede llegar a ser un gran peligro inconsciente. En caso de impacto puede salir desprendido o chocar con algunos de los habitantes del vehículo y hacerle un gran daño involuntario. Hay que tener la consciencia necesaria para saber llevar a nuestro perro en coche, seguro y protegido. 

Share