¿Cómo desparasitar a los perros?

Por - Categorías : Consejos

Es importante desparasitar a tu perro para mejorar su salud y bienestar. La desparasitación nos ayuda a prevenir las enfermedades transmitidas por vectores, como podrían ser los mosquitos o las garrapatas, por ejemplo, y también nos permite tener control sobre las zoonosis, enfermedades que podrían afectar-nos también a nosotros, los humanos. 

Los parásitos más importantes a controlar son los vermes intestinales y no intestinales, es decir, gusanos, los ectoparásitos (los que se encuentran en el exterior del animal, como pueden ser pulgas o piojos) y los protozoos intestinales, muy frecuentes sobre todo en cachorros. 

Este control parasitario variará según el perro que tenga. Será diferente si es un perro de exterior o de interior, si tiene contacto o no con otros perros, según las actividades que realice y donde las realice y también puede cambiar según el peso, el carácter o la raza. Con la ayuda de su veterinario se tendrá que escoger la vía de administración del antiparasitario y tener en cuenta las interacciones con otros medicamentos. 

Los dos tipos de desparasitación son: desparasitación externa, con pipetas para perros o con collares antiparasitarios de protección y desparasitación interna, con pastillas para desparasitar perros internamente. Depende de los compuestos que lleve cada collar o pipeta será eficaz contra unos ectoparásitos u otros, normalmente se encuentra indicado en el propio embalaje. Para saber que protección es la idónea para su mascota lo mejor es consultarlo con su veterinario de confianza. 

De forma general se recomienda que la pauta de desparasitación para un perro adulto sea una desparasitación interna cada 3 meses y desparasitación externa activa desde marzo hasta octubre para pulgas, garrapatas y mosquitos. Aunque la desparasitación externa más importante se tiene que centrar en los meses más calurosos, tener un perro protegido todo el año nos asegura su salud y bienestar. 

A parte de llevar la desparasitación al día, tener un control del ambiente y alimentación del animal es imprescindible. Se debe evitar dar productos crudos frescos a nuestros perros ya que podrían contener parásitos y infectar-los. Si se quiere dar un tipo de dieta cruda, como por ejemplo la dieta BARF, es importante asegurar-se que los productos que se les da están libres de posibles parásitos teniendo cura del estado de la comida y siguiendo las recomendaciones de seguridad alimentaria de cada alimento, como por ejemplo congelar el pescado fresco antes de consumirlo. 

El ambiente también puede jugar un papel importante en la transmisión de parásitos, siendo más probable la infección en perros que contactan con otros perros y con excrementos ajenos y también en mascotas que frecuentan el campo, siendo posible la infestación por protozoos en el consumo de agua contaminada. 

 

Por último y más importante, recordamos siempre que consultar con su veterinario de confianza es seguridad de que nuestra mascota esté bien protegida, sana y feliz.

Artículos relacionados

Share